Consejos para el correcto mantenimiento de tus herramientas

En este momento estás viendo Consejos para el correcto mantenimiento de tus herramientas
Panel de herramientas

El mantenimiento de tus herramientas es una importante medida de protección en tu obra.

Lo mejor es mantener tus herramientas limpias, secas y organizadas en todo momento. Un mantenimiento inadecuado puede provocar una reducción de la eficiencia, una peor calidad del trabajo y otras consecuencias que, en última instancia, se traducen en una pérdida de ingresos. Sigue nuestros mejores consejos de seguridad sobre herramientas manuales para saber más.

Este artículo se centra en el mantenimiento de las herramientas para fontaneros, constructores y plomeros. Sigue leyendo para conocer nuestros 5 consejos prácticos para el mantenimiento de tus herramientas.

Almacena adecuadamente

El almacenamiento de herramientas bien organizado y mantenido es imprescindible. Esto no solo mantendrá tus herramientas en buen estado y te hara fácil encontrarlas. Además puede mejorar el aspecto y la organización de tu espacio de trabajo.

  • Invierte en contenedores y organizadores de calidad. Esta inversión te ayudará a mantener tus herramientas ordenadas y fáciles de localizar. Si termina siendo una tarea complicada la elección de tu herramienta ideal puedes directamente ir a una tienda de expertos especializada en la venta de herramientas de trabajo como Strumenti para asegurarte que te estas llevando un producto de calidad y duradero.
  • Guarda tus herramientas de trabajo en un lugar accesible. Cuando las necesites, no tendrás que buscar mucho para encontrarlas.
  • Mantén siempre tus herramientas sin entrar en contacto con el suelo. Hay diferentes formas de guardar las herramientas: bolsas, cajones, arcones y paneles portaherramientes (tableros de clavijas).

Una forma útil de guardar tus herramientas menores es en una estantería. También puedes considerar la posibilidad de colgar un panel perforado donde colgar tus herramientas.

Estos paneles perforados son ideales para colgar herramientas como llaves de vaso, llaves inglesas o llaves angulares ajustables. Situado a media altura en la pared, tus herramientas serán más fáciles de localizar y tomar cada vez que las necesites.

Si puedes, guarda tus herramientas eléctricas en sus estuches o en su embalaje original. Un consejo es colocar bolsitas de gel de sílice en tus cajas de herramientas para absorber el exceso de humedad y evitar su corrosión.

Si optas por cajas de herramientas, los revestimientos antioxidantes y anticorrosivos son la mejor manera de proteger tus herramientas. Añádelos a tus cajones o cofres de herramientas para protegerlos mejor. También puedes mantener seguras las herramientas eléctricas en tu garaje colocadas sobre un tablero de clavijas.

Limpia tus herramientas

La mejor manera de guardar tus herramientas es limpiarlas después de cada uso.

Si no cuidas tus herramientas, con el uso frecuente acumularán polvo, suciedad y grasa. Esto hará que no sean tan eficaces la siguiente vez que tengas que utilizarlas.

Especialmente, asegúrate de que tus herramientas quedan libres de grasa y aceite antes de guardarlas. Esto ayudará a mantener su estado y a prolongar su vida útil.

Herramientas manuales

Un consejo: límpialas cuanto antes porque cuanto más tiempo se pegue la suciedad a ellas, más difícil será limpiarlas después.

Empieza por eliminar la suciedad acumulada durante el uso con un cepillo de cerdas semirígidas o un paño. Utiliza un cepillo u otra herramienta de limpieza suave para llegar a las zonas estrechas de la herramienta.

A continuación, utiliza agua y jabón suave. Ten cuidado de no utilizar productos químicos fuertes, ya que pueden ser peligrosos y hacer que las herramientas dejen de ser seguras.

Por último, cuida tus herramientas aclarándolas con agua limpia y secándolas con un trapo seco. Limpia las manivelas industriales oxidadas con un cepillo mojado en líquido limpiador. Luego puedes limpiar tus herramientas con un paño seco.

Herramientas eléctricas

Desenchufa las herramientas eléctricas, aspira el polvo de fácil acceso y utiliza aire comprimido para eliminar la suciedad y los residuos de sus conductos de ventilación.

Limpia las herramientas oxidadas lo antes posible, utilizando un cepillo duro con una ligera presión para evitar rayar la superficie metálica.

Operario con herramientas eléctricas
Operario con herramientas eléctricas

Rocía un inhibidor de la corrosión para reducir la cantidad de óxido en tus herramientas. Limpia todos los mandos y medidores para asegurarte de que todo funciona bien.

Por último, comprueba y lubrica todas las piezas de las herramientas eléctricas que necesiten lubricación.

Los trabajos en oleoductos necesitan llaves robustas que resistan el paso del tiempo. Aquí es donde entra Lowell.

Comprueba tus herramientas

Sea cual sea tu profesión o afición, hay una regla importante que nunca debes olvidar: comprueba tus herramientas después de cada uso.

Hacer una rápida inspección visual después de cada uso no lleva mucho tiempo. Para evitar daños, debes dedicar uno o dos minutos al mantenimiento de tus herramientas.

Esto es especialmente importante en el caso de las manivelas industriales, porque incluso una pequeña mella o abolladura puede provocar un desastre.

A título de ejemplo, comprueba si las cuchillas, los bordes de corte y otras partes afiladas tienen mellas o abolladuras. Si encuentras daños, afila las partes dañadas. Afila también tus herramientas al menos cada seis meses.

Comprueba si hay tuercas o tornillos sueltos y ajústalos inmediatamente para evitar más daños.

Intenta eliminar todos los signos de óxido y corrosión de la superficie de la herramiente o sustitúyela antes de utilizarla.

Inspecciona las herramientas eléctricas en busca de grietas en sus mangos y carcasas.

Comprueba que los cables y los enchufes no presentan daños. Un cable de alimentación dañado puede aumentar el riesgo de incendio. Sustitúyelo por un cable de alimentación seguro antes de utilizarlo.

Consulta el manual del usuario para conocer otras pautas de mantenimiento de tus herramientas para tuberías o para el personal de línea.

Vigila tu entorno

Un taller de trabajo seco, limpio y ordenado es el mejor entorno para guardar tus herramientas. Así podrás encontrar lo que necesitas cuando lo necesites, guardar tus herramientas y mantener tu área de trabajo con un aspecto profesional.

Nunca guardes tus herramientas en un lugar caliente o húmedo, especialmente las de metal. Los ambientes húmedos pueden corroer los metales, y las zonas húmedas pueden dañar los componentes eléctricos.

Mantener tus herramientas en un lugar seco y fresco, con poca humedad, las conservará durante mucho tiempo. Hacer lo contrario, guardándolas en garajes o sótanos húmedos y cargados no es lo ideal. Puede corroer los metales.

Pero también hay otros problemas relacionados con la humedad (con la falta de ella). Te recomendamos que inviertas en un deshumidificador.

Los deshumidificadores suelen ser asequibles y no supondrán una carga para tu presupuesto si tienes en cuenta el coste de las herramientas.

Toma precauciones de seguridad

Algunas de tus herramientas pueden ser peligrosas para ti y tus compañeros de trabajo.

Si te estás planteando abrir tu propio taller profesional o dedicarte al brocolaje, lo mejor es seguir estas precauciones de seguridad para las herramientas manuales:

  • Cuando utilices herramientas eléctricas, lleva el equipo de protección adecuado, como gafas de seguridad, guantes y casco.
  • Asegúrate de que las herramientas están en buen estado y bien mantenidas, antes y después de cada uso.
  • Lee atentamente el manual de instrucciones antes de utilizar las herramientas.
  • Mantén a los transeúntes, niños y animales domésticos, alejados de la zona de trabajo.
  • Ten cuidado cuando trabajes cerca de un tendidos eléctricos.

Hay muchas razones para mantener tus herramientas, la más importante de las cuales es aumentar la eficacia. Para que tus herramientas funcionen bien y duren más, mantenlas correctamente siguiendo los consejos anteriores de limpieza, lubricación, revisión y almacenamiento.

 

Valora este contenido

Juan del Real Martín

Soy economista y experto en derecho del consumo y comercio electrónico. He vivido en muchos lugares y me gusta leer y montar en moto. Y por supuesto me gusta la decoración.

Deja una respuesta