Cestas de mimbre. Tipos y usos aconsejados

Cestas de mimbre. Tipos y usos aconsejados
Cestas de mimbre (Annie Spratt Unsplash)

La decoración tiene muchos vaivenes a medida que pasan los años. Como está todo inventado y soplan vientos caseros y de recuperación de la naturaleza, toca volver a materiales ya utilizados. Uno de ellos es el mimbre. Las cestas de mimbre y de materiales asimilados como el ratán o el bambú se compran por muy poco dinero y son imprescindibles para una casa bien decorada. 

Cestas de mimbre

Usos de las cestas

Las cestas o cestos de mimbre son ideales para ordenar y organizar todo tipo de objetos de la casa, con un montón de estilo. Las cestas se pueden usar para guardar:

  • Pan, frutas o verduras.
  • Recoger setas en otoño.
  • Libros y revistas.
  • Labores de lana.
  • Maceteros para tiestos y plantas.
  • Mantas y ropas.
  • Juguetes de los niños.
  • Cestos de ropa sucia para la lavadora.
  • Mandos de electrodomésticos etc.
Cesta de mimbre macetero
Cesta de mimbre macetero

 

Si usas cestas de mimbre para guardar frutas y verduras te aconsejamos poner papel de periódico o un trapo de tela entre el mimbre y la fruta para evitar manchas y humedades.

Y si las usas como macetero no olvides que debes poner un plato o bandeja para recoger el agua en la base de la cesta. Y que la planta debe ir siempre en una maceta de cerámica o plástico. No debes llenar de tierra el cesto ya que no está preparado para recibir la tierra ni su humedad.

Materiales

En cuanto a los materiales, los principales son el mimbre y también el ratán. El ratán (también llamado rotén​ o rota) engloba numerosísimas (se calcula que unas 600)​ especies de palmeras trepadoras del género Calamus. Se trata de plantas de tallo muy delgado y que alcanzan varios metros de altura. El principal país productor de ratán del mundo es Indonesia.

Del ratán no se desaprovecha nada. Los tallos delgados se cosechan y son pelados a mano en tiras que se trenzan para obtener un fibra resistente para los artesanos de cestería y muebles de jardín.

Por su parte, los tallos más gruesos, enteros y cilíndricos, se emplean en la confección de raquetas para sacudir alfombras, bastones o baquetas de tambor, resistentes al traqueteo musical.

Aparte del mimbre, también se recurre al esparto, pita, agave y palma para fabricar cestos de mano, capazos o capachos de esparto. Los cestos son de de gran utilidad en verano para llevar los útiles de la playa o piscina o una compra ligera en el super.

Capazo de playa
Capazo de playa

 

Si lo tuyo son las plantas y quieres un cesto que te valga para tus macetas siempre puedes recurrir al jacinto de agua o camalote o al junco de mar que toleran mejor las humedades al ser plantas acuáticas.

Cesta de jacinto de agua con maceta incorporada
Cesta de jacinto de agua con maceta incorporada

 

Finalmente, hay cestos de trapillo, que están fabricados con algodón. Como muestra este cesto de algodón de HyM por 19,99 euros.

Cesto de trapillo HyM
Cesto de trapillo HyM por 19,99 euros.

 

Formas de las cestas

Las formas de las cestas de mimbre son muchas, tantas como manos artesanas estén dispuestas a producirlas. Las más comunes son:

  • Cuadradas de base (cúbicas):

    Cesta de ratán modelo Branäs de Ikea
    Cesta de ratán modelo Branäs de Ikea (34x32x32). Se vende por 12 euros.
  • Rectangulares:
    Cestas Ikea modelo Byholma
    Cestas Ikea modelo Byholma

     

  • Redondas: las cestas clásicas
Cesta de palma Lustigkurre de Ikea
Cesta de palma Lustigkurre de Ikea
  • Variadas (bandejas y otros recipientes)

Dónde comprar

Estas cestas las puedes encontrar en Amazon por muy poco dinero. También en las tiendas de decoración habituales, Ikea, Leroy Merlín, Zara Home, etc.

También puedes encontrar cestas de mimbre en la web de La Redoute.

En cualquier caso, si compras tu cesto de mimbre online ten en cuenta que se trata de productos artesanales únicos. Esto quiere decir que puede variar su color y su forma ligeramente sobre el artículo que viste en la página web. Tenlo en cuenta.

Cestas Ikea

La sección de cestas Ikea de la web de esta empresa sueca es potente. Tienes cestos de mimbre y ratán, bambú, tela e incluso de tela o madera.

Anuncian en su web 43 cestas distintas entre 4 y 30 euros.

Cuidados y mantenimiento

Como cualquier otro complemento de mimbre y demás fibras naturales, las cestas se deben mantener secas y no mojarse. Si se mojan es aconsejable secarlas a la mayor brevedad, preferentemente a pleno sol.

Si se manchan recurrir a un trapo húmedo con agua y sin ningún material químico.

Las cestas de mimbre no tienen más mantenimiento que mantenerlas secas.

Esta entrada tiene un comentario

Deja una respuesta