Tipos de sofá en el mercado

En este momento estás viendo Tipos de sofá en el mercado
Sofá de dos plazas
Elegir un sofa

El sofá es uno de los muebles más importantes de la casa, por eso hay que saber acertar a la hora de elegir entre los muchos tipos de sofá que hay en el mercado.

A la hora de realizar esta elección, además del precio, hay que valorar aspectos como su tamaño, su estética, su comodidad y el uso que tengamos pensado darle o el lugar en el que queremos ubicarlo dentro del hogar.

Estos son los diferentes tipos de sofá que podemos encontrar en las tiendas según su forma, material y uso:

Tipos de sofá por su configuración

Sofá de una o dos plazas

sofa biplaza
Sofá de dos plazas

Es la mejor opción para casa pequeñas o salas de estar de tamaño reducido. Los sofás de una plaza, que podemos encontrar a la venta alrededor de 120-150 euros, son además piezas muy versátiles. Pueden ocupar un sitio en un salón, rellenar un espacio en un dormitorio amplio o incluso ser el centro de un acogedor rincón de lectura junto a una mesita y una lámpara.

Sofá modular

Sin duda entre los tipos de sofás que hay en el mercado, este es el más funcional y que más juego ofrece. Al contar con piezas individuales móviles, se puede configurar de diversas formas, tantas como nos sugiera nuestra imaginación.

Tresillo

sofa tresillo
Tresillo

Llamado en inglés three-piece-suite, el tresillo es una combinación de sofá de dos plazas + una o dos butacas. Su gran virtud es que nos permite configurar nuestra sala de estar de varias formas, sacando más partido al espacio disponible. Se puede ubicar en espacios exteriores como terrazas cubiertas y complementar con otras piezas como puffs.

Sofá en «L» y rinconero

Sofá en forma de L
Sofá tipo rinconero

Este tipo de sofá dibuja un ángulo recto, resultado de combinar un sofá de tres plazas con uno de dos, formando así una «L». Es muy apropiado para salones más espaciosos y casas donde viven familias con niños. El sofá rinconero es una variante del mismo tipo, con la única particularidad de ser algo más grande, ya que ambos lados tienen a misma extensión. Tanto uno como otro tienen precios acordes con su volumen, generalmente por encima de los 600 euros.

Sofá ergonómico

La comodidad por encima de todo. Si en tu elección de sofá perfecto el hecho de que sea confortable prima sobre todo lo demás, con un sofá ergonómico no te equivocarás. Estos modelos cuentan con respaldos reclinables, asientos extensibles y otros elementos para cuidar el descanso y la salud.

Chaise Longue

sofa chaise longue
Chaise Longue con elementos ergonómicos

La chaise longue (en francés, «silla larga») es la variedad de sofá más elegante y distinguida. En ella, la función del sofá se combina con la del diván. Amplios y confortables, estos muebles son perfectos para decorar amplios salones. En el mercado hay muy buenas opciones a partir de 400 euros.

Sofá-cama

Dos muebles en uno. El sofá-cama nació hace casi un siglo en Estados Unidos para dar respuesta a las necesidades de espacio en viviendas pequeñas. En la actualidad se pueden encontrar sofás-cama de muchas tipologías: tipo libro, convertibles, de apertura italiana… Es muy práctico (también para habitaciones infantiles) y asequible, ya que existen modelos muy bonitos por menos de 300 euros.

Chester (Chesterfield)

soda tipo chesterfield
El clásico Chester

El sofá británico por excelencia, de brazos curvados y tapizado tipo capitoné (con botones). Olvidado durante décadas, el «Chester» vuelve a ser hoy un sofá muy apreciado y demandado. A pesar de ello, los Chesterfield no son excesivamente caros, pues se pueden encontrar a partir de 400-500 euros.

Tipos de sofá por material

Después de la forma, el punto más importante que hay que tener en cuenta cuando vayamos a comprar un sofá es el material del que está hecho. Este aspecto influirá tanto en su comodidad como en su potencial estético. Y por supuesto, también en el precio, proporcionalmente más caro cuanto más exclusivo sea el material.

gato en sofa
Si hay animales en casa es mejor evitar sofás hechos con materiales delicados

Sofás de piel natural

Son los más caros y difíciles de mantener. Los tipos de piel más usados son la anilina y el nobuk o «piel vuelta».

Desde luego, no son la opción más aconsejable si hay niños pequeños o mascotas en casa. Para estos casos, probablemente es mejor optar por un sofá de piel sintética o polipiel.

Sofás tapizados en textil

Existe una mayor variedad y sus precios suelen ser más económicos. Se pueden clasificar en dos clases:

  • Telas naturales (lana, seda, algodón, lino…), muy bonitas, aunque delicadas.
  • Telas sintéticas (lycra, poliéster, acrílico…), más resistentes y duraderas.

Deja una respuesta