Qué es un cerrajero y qué hay que tener en cuenta antes de contratarlo

Qué es un cerrajero y qué hay que tener en cuenta antes de contratarlo
Qué es un cerrajero

Perder las llaves o dejarlas dentro de casa puede ser un desastre de diversas dimensiones. Saber lo que es un cerrajero, qué hace, cómo, cuándo y otras cuestiones es importante para sacarle el máximo partido a este servicio en el momento que lo necesitemos.

El profesional de los cerrojos

Un cerrajero es un experto en cerrojos que se dedica de forma activa a la profesión. Se conoce (o debería) todos los entresijos que entraña una cerradura que, para ellos, no tienen ningún misterio.

De esta manera es fácil saber qué es lo que hace un cerrajero: colocar, cambiar, reparar, eliminar o desatascar cerraduras. La lista de cosas para las que puede ser útil contar con un cerrajero es amplia.

A pesar de que muchas personas saben qué es un cerrajero y todo lo que puede hacer, casi siempre se les llama para lo mismo: desatascar o abrir cerraduras cuando hemos perdido las llaves o las hemos dejado dentro de la casa, por poner algunos ejemplos.

Puede que te suene una noticia reciente en la que una pareja con un hijo encargó a un cerrajero que les abriera una casa con la intención de ocuparla, pues no era suya. La sorpresa se la llevaron todos al encontrar a los dueños dentro.

Este puede ser un ejemplo anecdótico de muchas de las peticiones que reciben los cerrajeros que, en ningún momento, saben de quién es propiedad la casa, salvo que tú se lo digas. Solo (y a veces ni eso) registran la identidad de quien hace la solicitud de apertura de la cerradura para cubrirse la espalda ante casos como el que acabamos de mencionar.

El cerrajero puede ser tan culpable como víctima de delito por lo que la profesionalización es muy importante, sobre todo para ti como consumidor.

¿Cuánto cuesta un cerrajero? ¡Mejor no olvidarse las llaves en casa!

Los ejemplos son tan prácticos que no hay nada mejor para ponernos en la situación y aprender la lección.

Dejarte las llaves dentro de casa te puede llegar a salir muy caro. El cuánto depende de varias cosas.

Una familia se queda en la calle el día de Navidad por no disponer de las llaves para entrar. Avisan a un cerrajero y cuando descubren la factura, se dan cuenta al momento del daño que hace a veces el libre mercado, que no la urgencia. Este fue un caso también mencionado en los medios recientemente.

Si tienes un buen seguro del hogar es posible que tengas derecho a contar con un cerrajero ‘gratis’. Y sí, el gratis está apostillado porque si usas mucho tu póliza o ya has dado partes anteriores, es previsible una subida en la prima del año siguiente. Al final, puede que no te salga gratis del todo.

Si necesitas un cerrajero de urgencia, lo recomendable es que busques en Internet y, si te lo puedes permitir, te tomes algunos minutos para dar con el profesional que menos te cueste haciendo la misma función. Eso sí, la nocturnidad y la urgencia siempre se paga más cara.

Consejos para sacar el máximo partido al tu servicio de cerrajería

¡Ojo! Si existe el riesgo de que tu casa se prenda fuego porque ha quedado algo dentro cocinándose, llama directamente a los bomberos. En este caso no hay tiempo para averiguar costes y esperar por alguien que abra la puerta para después poder actuar. Quizás ya llegado ese momento, los daños sean demasiados. Por esta razón es importante tener en cuenta la diferencia entre emergencia y urgencia.

¡Es molesto esperar! Todos lo sabemos. Por eso, una buena idea es que antes de que llegues a necesitar el servicio de cerrajería contactes con varios profesionales e investigues sus tarifas para tener su contacto a mano.

Si quieres ser más precavido, algo muy recomendado para las situaciones de urgencia, anota los dos o tres cerrajeros más profesionales y económicos que hayas encontrado. Esto te permitirá tener más opciones si tu cerrajero habitual no puede atenderte en el momento que le llamas.

Por otra parte, es muy interesante que pongamos todas las facilidades que podamos a nuestro profesional. De esta forma terminará antes y, si cobra por horas o por complejidad, quizás obtengas una reducción en el precio final.

Deja una respuesta