Qué silla gamer elegir

En este momento estás viendo Qué silla gamer elegir
Jugador con silla gamer (Ella Don Unsplash)

El mundo del videojuego tiene cada vez propuestas más interesantes de ocio tanto por la interactividad como por el realismo de las experiencias alcanzadas. Pero el juego nunca será completo sin los oportunos accesorios gamer. Una estancia con la iluminación correcta para esta actividad y una buena tarjeta gráfica en el ordenador serán un buen comienzo. Si se le añaden una buena pantalla panorámica full HD, unos auriculares gamer con micrófono incorporado solo quedará elegir una buena silla gamer. Conseguiremos así subir nuestra afición al máximo nivel.

Pero el dilema al que muchos se pueden enfrentar es si comprar una de estas sillas es recomendable para nuestro caso particular y qué silla gamer elegir. En el mercado hay una enorme variedad de sillas gamer que se mueven en una banda de precios tan dilatada, que la elección se puede hacer complicada.

En este post te ayudamos a elegir una silla gamer con la ayuda de los expertos consejos de Mobiprix.

Silla gamer Kadyn Pierce Unsplash
Silla gamer (Kadyn Pierce Unsplash)

¿Una silla gamer vale de silla de oficina?

La respuesta es que sí. Si te preocupa la seguridad e higiene en el trabajo, sabrás que la higiene postural en el lugar donde pasas largas horas (la oficina), también la deberías exigir en tu oficina en casa.

Tanto si eres un jugador profesional como si eres un influencer que pasa horas haciendo streaming o posteando en redes sociales, la silla gamer potenciará tu imagen de pro a tope. También si te dedicas a la programación y te tiras horas cada día tirando líneas de código o si simplemente te encanta la silla gamer para tu despacho en casa, la silla gamer puede ser una buena opción.

Y es que la silla gaming puede hacer las veces de una silla de oficina para realizar tareas de oficina en una postura de oficina, ante un teclado. Eso sí, siempre que la silla que elijamos tenga una buena ergonomía (ver más adelante).

Diseños espectaculares y materiales de primera…

Si hay un artículo relacionado con el juego gamer que reafirma la estética total del jugador de videojuegos, esa es la silla gamer. Eso sí, con permiso de los auriculares con micrófono incorporado para jugar online.

Los diseños de este tipo de sillas, particularmente las sillas gamer de escritorio, son simplemente preciosos. Tapizados con colores vivos que emulan la riqueza de la pantalla de juego o respaldos envolventes que recuerdan a los asientos de los coches de carreras son solo dos de sus aspectos más significativos.

Si a ello le unimos unos materiales con el correcto acolchado repartido en distintas secciones anatómicas y que eviten el sudor (tela transpirable), habremos hecho una buena elección.

Los principales materiales que encontramos en los diferentes tipos de sillas gaming son el cuero (ojo, mejor microperforado), bastante duradero, o su hermano imitador, el poliuretano. También se pueden encontrar sillas de PVC, que es un material resistente a la par que suave y flexible.

Otro material que encontramos frecuentemente en las sillas gamer es la malla.

Ergonomía de un silla gamer

… pero siempre sin descuidar la ergonomía

Como hemos visto, la estética es importante, pero quizás el aspecto al que conviene prestar mucha más atención por el bien de nuestra salud es la ergonomía.

Las sillas gamer deberían estar pensadas para mantenernos en una postura corporal adecuada. Sobre todo, cuando el uso que hagamos de ellas sea intenso.

Del griego ergon («trabajo») y nomos, «ley», la ergonomía es la técnica de diseño que combina fisiología y psicología humana para dar con el mejor diseño (se dice diseño ergonómico). Y ello para cualquier producto o servicio.

En ergonomía de una silla gamer entran en juego los siguientes aspectos (presupuesto aparte):

  • El número de horas diario que dedicarás al juego. Cuanto mayor sea tu dedicación más importancia cobrará la forma de tu silla.

  • Tu peso y tu altura también son factores determinantes a la hora de elegir una silla gamer.

  • ¿Tienes dolores de espalda o necesitas un refuerzo lumbar cuando te sientas más de una hora en una silla?

En todos estos casos, no dejes de probar tu silla antes de comprarla.

Ergonomía y funcionalidad van de la mano

Echa la advertencia sobre la ergonomía de tu próxima silla gamer, cabría preguntarse qué aspectos de una silla de oficina o de juego son los que contribuyen a una ergonomía diez.

Hacemos un extracto de Mobiprix (ver su artículo).

Respaldo alto, envolvente y reclinable

Si algo caracteriza a la silla gamer es su capacidad para acoger nuestra espalda y cuello de forma agradable, manteniendo la espalda recta en todo momento. Una buena postura sería mantener la espalda recta respecto a la mesa donde juguemos. Tanto mejor si nuestro cuello permanece en una postura erguida, mirando a la pantalla justo al frente.

Por su parte, el respaldo reclinable es el elemento funcional que mejor nos permitirá alternar los momentos de ocio con los de trabajo ante un teclado. Tenlo en cuenta porque no todas las sillas gamer tienen respaldo reclinable.

Butaca regulable

Un bitaca regulable en altura con refuerzo lumbar ajustable para aquellos que tienden a desarrollar dolores de la espalda baja.

Una buena altura del asiento será aquella que permita a nuestros pies llegar al suelo bien, y a nuestras rodillas mantener un ángulo de 90 grados con respecto al suelo. Esto fomentará un buen riego de las piernas y pies.

Eje sólido y estructura robusta

Uno de los aspectos que determinan la calidad de una de estas sillas es la firmeza del eje sobre el que descansa la butaca de la silla en la parte inferior de la misma en su unión con la base de la silla.

La mejor forma para medir esto es sentándonos sobre la silla con todo nuestro peso, en posición de juego e intentando bascular la silla ligeramente. Si la misma muestra holguras entre el eje y el pie, desconfía de la calidad de la silla.

Además, un diseño envolvente nos ayudará a mantener alejado al fisio, ya que disminuirá la probabilidad de contracturas musculares al tiempo que fomentará un buen flujo sanguíneo sin hormigueo, mientras jugamos o simplemente trabajamos.

Reposabrazos ajustables en altura y proximidad a la mesa

El ángulo ideal de ataque si vas a echar una partida de videojuegos es formando un ángulo de 90 grados con los antebrazos apoyados formando un ángulo recto con los brazos y los codos pegados al cuerpo.

Unos buenos reposabrazos además facilitarán la correcta postura de las muñecas evitándonos tendinitis y dolores articulares y el temible túnel carpiano.

Reposapiés

En la parte inferior que nos permitan subir uno y otro pie a la par o a destiempo. Estos cambios de postura nos ayudarán a relajar la musculatura del tren inferior.

Ruedas de goma

La goma o cualquier material que evite rayar nuestro suelo será recomendable.

Las ruedas deberán, en todo caso, permitirnos girar con facilidad en caso de que la excitación del momento requiera movimientos laterales de nuestro cuerpo.

Este aspecto de las ruedas es uno de los que mejor delatan la mejor o peor calidad de la silla de juegos. Cuántas veces una opción más barata de silla se nota con tan solo sentarte y ver cómo de fácil y libre (o lo contrario) se mueve la silla con un pequeño esfuerzo.

Un consejo antes de irte a jugar

Recuerda que el ser humano nació y está dotado de una musculatura para estar en constante movimiento. La actual vida sedentaria que vivimos no contribuye en mucho a la salud muscular y esquelética.

Tampoco lo hace estar sentados durante horas delante de una pantalla. Por ello, si queremos evitar lesiones musculares, deformaciones óseas y otros problemas serios de salud es bueno hacer pausas durante el juego.

Los expertos recomiendan una parada de unos 5 a 10 minutos por cada hora delante de una pantalla. Tenlo en cuenta por favor.

5/5 - (1 voto)

Juan del Real Martín

Soy economista y experto en derecho del consumo y comercio electrónico. He vivido en muchos lugares y me gusta leer y montar en moto. Después de trabajar durante ocho años en la asociación de consumidores más grande de España, decidí crear y financiar Consumoteca.com de mi bolsillo en 2009 para ayudar a las personas a no ser engañadas por las empresas. Consumoteca, con 3.500 contenidos prácticos, tiene una vocación de servicio gratuito para toda la comunidad. Quiero contribuir con mis conocimientos en derecho del consumo, así como en Internet y comercio electrónico a una sociedad más informada. Lo que me gusta de mi proyecto es que está vivo y crece cada día. Todos tenemos una responsabilidad como consumidores. La mía está aquí, en Consumoteca.com.

Deja una respuesta