La cama nido para dormitorios pequeños

La cama nido para dormitorios pequeños
Cama nido

La cama nido es una de las soluciones más prácticas y populares para dormitorios pequeños. En realidad no se trata de una sola cama, sino de dos, ya que la segunda se recoge plegada debajo de la otra, ahorrando así mucho espacio.

Aunque suele usarse sobre todo en habitaciones infantiles y juveniles, lo cierto es que este tipo de camas pueden resultar igualmente útil en cualquier tipo de dormitorio.

Los orígenes de esta solución de dormitorio es más antigua de lo que piensas. En la Europa del siglo XVI ya existían modelos de jergones que se guardaban debajo de las camas de los ricos, a veces dentro de un cajón, y que se extraían para que los sirvientes durmieran cerca de sus señores y estuvieran siempre disponibles.

Obviamente este uso se fue perdiendo con el paso del tiempo y la cama nido pasó a ser un mueble de dormitorio habitual en todas las casas (y no destinado al servicio, por cierto).

El modelo clásico se compone de dos somieres de láminas iguales cuyas patas están unidas por los laterales cortos para permitir el deslizamiento. La cama de abajo (también llamada «cama de arrastre») suele tener patas plegables equipadas con ruedas para facilitar esta maniobra.

Ventajas de la cama nido

Las principales ventajas de las camas nido son las siguientes:

  • Permiten aprovechar mejor el espacio disponible. Esto las hace perfectas para hermanos que comparten dormitorio o incluso para una habitación de invitados.
  • Disponen de espacio extra de almacenaje en forma de cajones o arcones. En ellos se pueden guardar libros, juguetes y ropa. Si nuestros armarios son pequeños, este espacio extra viene de perlas.
  • Existen muchos estilos y diseños diferentes, por lo que es relativamente fácil encontrar el que combine con la decoración del dormitorio. La variedad es especialmente amplia en camas nido infantiles.
  • Tienen una buena relación calidad-precio. Hay muchas diferencias en cuanto a precios y calidades, pero todas las camas nido comparten una característica común: su larga vida útil, entre 15 y 20 años.

Sin embargo, hay que señalar que las camas nidos ofrecen también algunos inconvenientes. Para empezar, debido a su estructura no siempre son fáciles de limpiar. Por otra parte, en muchos modelos la cama inferior no es tan confortable como la superior.

Tipos de cama nido

Aunque se trata de un concepto relativamente simple, lo cierto es que existe una gran variedad de camas nido. Estos son los más prácticos y utilizados:

Modelo clásico

Cama nido de diseño clásico

Dos camas individuales del mismo tamaño que se recogen una debajo de la otra. La cama inferior se abre de manera simple gracias a los rieles que lleva bajo el somier. A menudo estas camas inferiores disponen de patas plegables para que, una vez fuera, se pueda poner a la misma altura que la cama superior.

Sofá cama con cama nido

Sofá cama con cama nido

Si el sofá cama es uno de los tipos de sofá más prácticos por su doble utilidad, el sofá cama con cama nido es todavía mejor. En realidad, son tres muebles en uno. De día se puede usar como un sofá normal en cualquier habitación de la casa; de noche se transforma en dos camas.

Litera con cama nido

Litera más cama nido

Ya sabemos que las literas son una solución muy práctica para habitaciones con poco espacio disponible o casas con pocos dormitorios. Además, son ideales para habitaciones infantiles y juveniles. Combinando ambos muebles (literas + cama nido) conseguimos un aprovechamiento del espacio todavía mayor.

Cama nido triple

Triple cama nido

Un diseño mágico: la triple cama nido es un mueble compacto en forma de lecho elevado que, al abrirse, ofrece tres camas disponibles. Con esta genial idea el dormitorio queda recogido durante el día, dejando espacio para juegos, etc., y se trasforma en una habitación triple por la noche.

¿Dónde comprar camas nido?

Las principales tiendas del mercado (IKEA, El Corte Inglés, Conforama) cuentan con una extensa oferta de camas nido de todos los estilos y precios.

A la hora de comprar una cama nido es importante prestar atención a nuestras necesidades y al estilo de decoración del dormitorio donde la vamos a colocar. Otros aspectos a valorar son el tamaño y las medidas del mueble, la calidad de los materiales y las opciones de almacenamiento que cada modelo ofrece.

Deja una respuesta