Cuadros para baños, ¿buen gusto u horror?

En este momento estás viendo Cuadros para baños, ¿buen gusto u horror?
Cuadros para cuartos de baño

¿Cuadros para baños? Existen dos opiniones opuestas acerca de esta idea decorativa. Dos posturas irreconciliables. Por una parte están los que, tal vez anclados en cánones estéticos ya superados, consideran que esta estancia de la casa no es la apropiada para colgar cuadros de las paredes. Incluso se aventuran a decir que es un verdadero atentado contra el buen gusto.

Sin embargo, son muchos los decoradores que apuestan por los cuadros para baños. Son los mismos que conceden a esta estancia un papel destacado dentro de la casa: un lugar íntimo donde tiene luar el ritual diario de aseo y en el que, ¿por qué no? también debe reinar un ambiente acogedor y elegante.

También es cierto que cualquier cuadro no vale. Cada cuarto de baño es un espacio diferente y requiere una decoración adecuada a sus características. Repasemos cuáles son las opciones que tenemos a la hora de elegir cuadros para baños y los aspectos que hay que tener en cuenta para acertar con la elección.

Cuadros para baños de formato grande

Seguramente los has visto decorando muros de los grandes baños de hoteles o restaurantes. El efecto visual que producen estos cuadros para baño de gran tamaño es innegable. Si queremos reproducirlo en casa, es aconsejable elegir pinturas o fotografías de paisajes y espacios abiertos, o bien motivos vegetales diáfanos e inspiradores.

Dentro de esta categoría hay que incuir los murales, una apuesta arriesgada pero que, si se acierta con el motivo y la ubicación, ofrece un resultado artístico espectacular.

Ejemplo del resultado de un mural en un cuarto de baño de tamaño mediano

Obviamente, tanto el mural como el cuadro de gran tamaño grande son opciones decorativas sólo válidas en casas con cuartos de baño medianos o grandes. Tratar de meter un cuadro de grandes dimensiones en un baño pequeño no es precisamente la mejor de las ideas.

Gallery Wall

Básicamente, el concepto decorativo es el mismo que el del cuadro de gran formato, con la diferencia de que en este caso se sustituiye un único elemento por varios cuadros más pequeños.

De nuevo los detractores de los cuadros para baño argumentarán que es una mala idea intentar convertir un espacio de la casa como éste en una sala de museo. Una vez más, todo dependerá del espacio disponible y de la acertada elección de los cuadros.

Gallery Wall en cuarto de baño (Foto: Andrea Posadas)

Por ejemplo, está bien buscar cierto contraste de formas y temas (mezclar macos de distintas formas y tamaños, combinar diferentes motivos, etc.) Lo complicado es hallar un equilibrio de composición. Hay una fina línea que separa una decoración original y bonita de un pastiche.

Cuadros para baños en blanco y negro

Otro elemento importante a la hora de elegir cuadros para baños es la combinación cromática. Aquí se puede optar por tonalidades vivas y alegres o bien por una decoración limpia y sobria basada en dos colores: blanco y negro. Una fórmula que nunca pasa de moda.

Cuadros de baño en blanco y negro

Hay que señalar que en esta opción las fotografías artísticas en banco y negro pueden resultar mucho más efectivas que las típicas pinturas o dibujos enmarcados. Un toque de elegancia para tu cuarto de baño.

Cuadros para ‘coronar’ bañeras

Aunque el actual ritmo de vida nos ha llevado a cambiar las bañeras por platos de ducha, la verdad es que ésta sigue siendo un elemento clave en un cuarto de baño, tanto desde el punto de vista de la estética como el del confort.

Cuadros para ‘presidir’ la bañera de cuarto de baño

Una bañera ‘coronada’ con un bonito cuadro ofrece un conjunto decorativo lleno de encanto. Hay que imagnarse la escena completa, con la espuma, las sales de baño y las velas aromáticas. Una buena musica de fondo y un bonito cuadro en el que perderse rematan una placentera escena de la que todos querríamos disfrutar en nuestros baños.

Valora este contenido

Deja una respuesta