Mesas de centro elevables

En este momento estás viendo Mesas de centro elevables

Algunos muebles pueden pasar desapercibidos para nosotros durante años, pero cuando los descubrimos ya no podemos vivir sin ellos. Ese es el caso de las mesas de centro elevables, paradigma de la versatilidad y la funcionalidad.

Se podría decir que estas mesas son en realidad muchos muebles en uno solo. Perfectas para casas donde el espacio no es especialmente amplio, pero también en hogares que son para sus moradores un lugar de descanso, un espacio de ocio y un centro de trabajo, dependiendo del momento del día.

Un mueble multifunción

Las mesas de centro elevables son una magnífica y original solución en habitaciones con espacio reducido. Ofrecen varias funciones y diferentes utilidades. Puede ser una esa para comer, para trabajar o simplemente para decorar. Todo según el momento.

Mesa de centro elevable: un solo mueble, muchas funciones

Como su nombre indica, estas mesas tienen uno o varios tableros que se pueden desplegar mediante un juego de bisagras para obtener una posición más elevada. Así, la mesa es más o menos alta según lo que necesitemos en cada momento. Incluso hay modelos que pueden combinar un tablero elevado y otro bajo al mismo tiempo.

Al igual que los populares modelos extensibles, las mesas de centro elevables también suelen contar con cajones y otros espacios de almacenamiento, que siempre vienen bien en cualquier casa.

Ventajas de las mesas de centro elevables

Aunque ya las hemos insinuado en el primer párrafo, son muchas las ventajas de este tipo de muebles, que enumeramos brevemente a continuación:

  • Nos ofrecen un espacio extra de almacenamiento. En sus cajones podemso guardar revistas y libros, juegos, los mandos de la TV… Un punto a valorar si hay niños en casa.
  • Se adaptan a cada momento y cada necesidad. Pueden ser mesas bajas, mesas de comedor, escritorios, mesas de trabajo, mesas de juego…
  • Conseguimos más espacio en nuestra sala de estar. La mesa recogida, reducida a su mínima expresión, apenas ocupa sitio en la habitación. Sin embargo, su interior guarda muchas sorpresas.

Algunos modelos de mesas elevables

En el mercado existen muchos diseños de mesas de centro elevables, de todos los estilos, materiales y colores. Pero todos esos diseños tienen un punto en común: un gran derroche de originalidad e imaginación. He aquí algunas muestras de ello:

De estilo artesanal

Mesa elevable de madera de mango (Miliboo)

Sirva como ejemplo esta mesa de centro elevable de madera de mango y metal. Una combinación que ofrece un precioso acabado natural. Este es un diseño clásico y artesanal de Miliboo que ofrece muchas posibilidades de almacenamiento. Es una mesa de centro, pero también podría ser un mueble para la TV o una estantería mural.

Diseño minimalista

Mesa elevable de estilo sencillo (Moblerone)

Un buen ejemplo esta mesa de Moblerone, de estilo simple y líneas sencillas. Por diseño, por dimensiones y por precio, una buena opción para quienes viven en un piso o vivienda no muy grande y no se quieren privar del placer de desayunar, comer o cenar en el sofá. Un producto sin pretensiones, pero con una utilidad fuera de toda duda.

De estilo vanguardista

Nada mejor que este modelo Oxford de Portobello para ilustrar el concepto. Las mesas de centro elevables no son a la fuerza un mueble «de emergencia». En realidad pueden ser también elementos decorativos elegantes que atraen las miradas de las visitas. La mesa de la imagen sorprende con su forma ovalada. Está hecha con madera de nogal y esconde un compartimento interior en el que guardar platos y cubiertos, libros, revistas, etc.

Mesas de centro elevables vintage

Mesa elevable de estilo vintage (Hogar24)

Aunque las mesas de estilo vintage no suelen ser tan grandes como las modernas, cuentan con una gran ventaja: suelen estar a mejor de precio. Además, es bien sabido que lo clásico nunca pasa de moda. Y si se va, en algún momento vuelve. La mesa de la imagen nos recuerda a la estética de los años 60, con una acertada combinación de madera, metal y vidrio, colores vivos y acabados brillantes. Y con soluciones espaciales muy imaginativas.

Deja una respuesta