Taburetes altos de diseño para tu cocina

En este momento estás viendo Taburetes altos de diseño para tu cocina

Los taburetes altos son un elemento básico en las cocinas donde hay una barra. Ofrecen una solución práctica e informal, aunque de gran valor estético (siempre que se acierte con la elección).

Los diseños de taburetes altos para cocina son muy variados. Los hay de altura regulable, con o sin respaldo, con cuatro patas o de una sola columna, de todos los estilos, materiales y colores. Como ves, una compleja diversidad ante la cual tomar una decisión puede ser complicado. Para echarte una mano en este asunto, te recomendamos seguir leyendo:

¿Cuál es la altura ideal?

La altura es probablemente uno de los aspectos más importantes a la hora de elegir un taburete de cocina. Para garantizar la comodidad, debe haber suficiente espacio para poder estirar las piernas por debajo de la barra o la encimera.

Teniendo en cuenta que la altura estándar de una encimera o una barra de cocina es de 90 cm (más baja que la de la barra de un bar por ejemplo), la de los taburetes altos debe oscilar entre 65 y 70 cm. Algunos diseños cuentan con un mecanismo de elevación de gas, que le permite ajustar la altura de forma manual.

Brazos y respaldos

Si nuestra prioridad es la comodidad, el respaldo es un elemento imprescindible en nuestros taburetes de cocina. Hay diferentes tipos de respaldos, unos más altos que otros, con formas y diseños diferentes. Hay que tener en cuenta que, cuanto más reducido es el espacio de nuestra cocina, más bajo y sencillo deberá ser el respaldo.

Taburetes de madera, con respaldo bajo y sin brazos.

La inclusión de brazos en un taburete alto también está relacionada con el confort del asiento. Es una opción interesante, pero que implica que el asiento sea más voluminoso. Así, por regla general, se recomienda dejar un espacio de al menos 15 cm entre taburete y taburete.

Un último elemento a valorar es el reposapiés. Este puede ser de barra única, de cuadrado o en forma de anillo. Además de su aporte en comodidad, sirve para reforzar la estabilidad del taburete.

Fijos o giratorios

Si hablamos de taburetes altos de cocina, hay dos estilos muy bien diferenciados:

  • Por una parte están los clásicos de cuatro patas, con el aspecto de sillas estilizadas.
  • Por otra están los taburetes de columna, apoyados en una base más o menos ancha. Dentro de esta tipología, se puede elegir entre los taburetes fijos y los giratorios.
Taburetes giratorios y regulables en altura.

Los taburetes giratorios suelen contar con un mecanismo hidráulico que nos permite regular tanto la altura como la orientación del asiento. El movimiento se acciona fácilmente a través de una palanca.

Por razones obvias, estos taburetes altos de cocina están hechos de materiales que se puedan adaptar mejor a este cometido (acero, aluminio, etc). Pese a sus innegables ventajas, la estética del pie en este tipo de taburetes no se puede igualar a la de los taburetes clásicos de madera.

Diferentes estilos de taburetes altos

Una vez despejadas las dudas técnicas, todavía queda solucionar un aspecto tan importante como la estética. Para acertar eligiendo los taburetes perfectos hay que valorar aún la forma, el diseño y los colores, y saber si combinan bien con nuestro estilo de cocina.

Diseño clásico

taburetes cocina

Básicamente se trata de trasladar el diseño de los taburetes bajos de toda la vida a un diseño alto. Encontramos muchos ejemplos de este concepto en la gama de taburetes de cocina de Ikea. Los materiales más comunes con la madera y el acero, mientras que los diseños van desde lo más simple, de asiento redondo sin respaldo, hasta creaciones más elegantes y estilizadas.

Este tipo de asientos queda muy bien en cocinas sencillas o de tipo rústico.

Tipo silla alta

Con respaldo y en ocasiones también con brazos, este diseño de taburetes reproduce la forma de una silla convencional, solo que con las patas más altas y estilizadas. También pueden ser de madera o de metal, y con asiento acolchado.

La variedad de modelos disponibles es enorme. Su estructura es normalmente más sólida y estable que la de los taburetes clásicos. Estéticamente (y también en cuanto a precio), se sitúan un escalón por encima de los anteriores.

Taburetes de estilo vanguardista

De pie ancho y columna, giratorios y regulables en altura, con superficies cromadas y asientos de piel… Los taburetes de estilo moderno y vanguardista cuentan con muchos atractivos, sobre todo en cuanto a estética y funcionalidad.

Sin embargo, hay que ser prudentes a la hora de decidirse por ellos, pues puede que no combinen bien en una cocina demasiado clásica o tradicional. También hay que apuntar que suelen ser más caros que los taburetes convencionales.

Deja una respuesta