Tipos de ventiladores. Uno para cada necesidad

En este momento estás viendo Tipos de ventiladores. Uno para cada necesidad
Imagen de Juan Emilio López Gallardo en Pixabay

No todo el mundo puede o quiere tener aire acondicionado en casa, por diferentes razones. Para combatir el calor, ventilarlas habitaciones y refrescar el ambiente doméstico, recurren a un electrodoméstico clásico: el ventilador. Veamos qué tipos de ventiladores existen en el mercado y cuáles son los más adecuados para nuestros hogares o lugares de trabajo.

Para empezar, definiremos que un ventilador es básicamente un aparato que produce un flujo de aire con alto volumen y baja presión. Un funcionamiento sencillo que, si bien no hará descender la temperatura ambiente de forma tan radical como un climatizador, resulta mucho más económico que el del aire acondicionado. Además, sirve para circular y renovar el aire de una habitación, así como para eliminar malos olores.

Aunque todos los ventiladores tienen la misma estructura básica, con el clásico rodete de aspas que gira a diferentes velocidades y en diferentes direcciones, hay que distinguir entre distintos tipos de ventiladores. Hablamos obviamente de ventiladores domésticos, excluimos los aparatos para uso industrial y similares.

La elección de uno u otro ventilador dependerá de la habitación en la que vayamos a instalarlo y sus características. Estas son las opciones con las que contamos:

Ventiladores de mesa

ventilador de mesa
Ventilador de mesa (foto StockSnap en Pixabay)

Son los más sencillos y económicos. También los menos potentes, en torno a los 30 W. Su diseño más habitual es el de un aparato de tres aspas que pueden ir cubiertas por un enrejado metálico para más seguridad.

Algunos modelos están diseñados para ser colocados sobre el suelo (ver imagen inferior), mientras que los ventiladores de pared se atornillan a cierta altura en la pared de la habitación para que puedan proyectar el aire desde una posición elevada.

En cualquier caso, todos estos ventiladores son una buena solución para refrescar habitaciones de tamaño reducido, estudios, pequeñas oficinas…

Ventiladores de pie

ventilador
Ventilador de pie (foto de Andrew George en Unsplash)

A diferencia de los modelos de suelo y de mesa, los ventiladores de pie tienen la ventaja de poder repartir el aire a mayores alturas. La potencia de estos aparatos oscila entre 50 y 90 W. Ofrecen más funciones que los pequeños ventiladores de mesa: altura y ángulo regulables, función oscilante, humidificador, nebulizador, etc.

Como es obvio, cuantas más funciones extra tenga, mayor será el precio del ventilador. Los modelos más caros son también más silenciosos y ligeros, porque es importante poder moverlos de una habitación a otra.

Uno de los tipos de ventiladores más prácticos: de torre o de columna

Dentro de esta categoría hay que destacar los llamados ventiladores tipo torre. Estos aparatos tienen la forma de una columna, por lo que apenas ocupan espacio en casa. Además, cuentan con una rendija vertical a través de la cual sale el flujo de aire. Esto se traduce en una mejor distribución del aire.

Ventiladores de techo

Ventilador de techo con luz (foto de Anthony Rooke en Unsplash)

De todos los diferentes tipos de ventiladores que existen en el mercado, este es sin duda el más demandado. Los ventiladores de techo los podemos encontrar con diferentes potencias e incluso regulables mediante mando a distancia. La gran virtud de los ventiladores de techo silenciosos es su capacidad de refrescar una estancia desde una posición cenital.

Dentro de esta categoría hay que destacar los ventiladores de techo con luz, a veces llamados ventiladores faro. En realidad, son la conjunción de un ventilador y una lámpara, situada en el eje alrededor del cual giran las aspas. Muy prácticos.

Ventiladores sin aspas

Sí, también existe este tipo de ventiladores. Y son mucho más eficientes y silenciosos que los ventiladores convencionales. ¿Cómo funcionan? El aire de la habitación se recoge desde la parte inferior del equipo y circula por un cilindro para ser proyectado a través de una ranura de apenas un milímetro de anchura. El aire sale a una velocidad hasta 15 veces mayor del que es absorbido.

Los ventiladores sin aspas con más seguros, más fáciles de limpiar y mucho más silenciosos que otros ventiladores. Los precios, que dependen del diseño y la potencia de cada modelo (los hay de techo e incluso con luz), se mueven en una franja que va de los 100 e a los 250 €.

Ventiladores de agua

La última categoría de ventilador de la que te queremos hablar son los ventiladores de agua. Se trata de un tipo de ventilador a caballo entre el ventilador convenicional y un aparato de aire acondicionado, pero bastante más económico.

ventilador agua
Ventilador de agua

En realidad, este electrodoméstico es un ventilador de toda la vida al que se le ha añade un vaporizador de agua. De este modo, cuando entra en funcionamiento el vapor de agua es dispersado por toda la habitación junto al flujo del aire, provocando una agradable sensación de bienestar y frescor en la estancia.

El funcionamiento es similar al de los nebulizadores de agua que podemos ver en las terrazas de muchos bares y cafeterías.

Valora este contenido

Deja una respuesta