El toallero eléctrico: consejos de compra

En este momento estás viendo El toallero eléctrico: consejos de compra
Toallero eléctrico

He aquí un sencillo y práctico elemento para tu cuarto de baño: el toallero eléctrico, también conocido como «radiador toallero». Este simple electrodoméstico es en realidad un aparato de calefacción capaz de sustituir o complementar al clásico calefactor de baño y al mismo tiempo de secar las toallas que usamos a diario.

Generalmente estos toalleros están formados por dos tubos verticales unidos por una serie de barras transversales, redondas o planas. Funcionan como un radiador eléctrico enchufable, aunque con algunas diferencias. Van fijados a la pared y su potencia es variable, para que se ajuste mejor a las necesidades y al tamaño del cuarto de baño en el que irá colocado.

Su utilidad está fuera de discusión. El toallero eléctrico aportará un plus de confort a tu cuarto de baño (más calidez, toallas siempre secas), apenas te robará espacio e incluso puede llegar a convertirse en un elemento decorativo más.

En qué debemos fijarnos a la hora de comprar

Toalleros eléctricos con termostato, con diseños sencillos y estéticos

Cuando se trata de escoger el modelo adecuado a tus necesidades, conviene poner atención a tres aspectos básicos: materiales, potencia y diseño.

Materiales

Un toallero eléctrico puede estar fabricado con materiales distintos. Es lo primero en lo que hay que fijarse, pues es el material lo que va a determinar el precio del aparato, así como su durabilidad y buen rendimiento. Los materiales más usados son los siguientes:

  • Acero inoxidable. Esos toalleros son los más vendidos del mercado. Los tubos pueden ser redondos o planos. Pueden estar pintados de blanco o con acabado cromado. El acero inoxidable propicia que los tubos alcancen la temperatura deseada rápidamente.
  • Aluminio. Un material ligero que, gracias a su conductividad, permite un calentamiento aún más rápido. Su precio suele ser un poco más caro. Estéticamente muy bonito en cualquier cuarto de baño.

Existen otros materiales como el acero normal, la cerámica o el hierro forjado. Sin embargo, debido a sus características, estos se usan más en otros tipos de radiadores toalleros, como por ejemplo los radiadores de inercia líquida que funcionan con caldera de gas.

Potencia

Hay un modo bastante sencillo para calcular la potencia que necesitamos de un toallero eléctrico. Obviamente hay que tomar como referencia el tamaño del cuarto de baño. La norma dicta que debemos calcular 100 W por cada m², aunque es necesario también añadir un 30 % para compensar la pérdida de calor, el que absorben las toallas colocadas sobre el aparato. Así, una fórmula eficaz podría ser esta: 130 W por cada metro cuadrado.

En todo caso, los toalleros eléctricos disponen de un regulador de temperatura. Algunos modelos incluso incorporan un ventilador-calefactor adicional.

Consejo: Una buena idea para reducir el consumo en la factura eléctrica es usar un programador o temporizador para regular la actividad del toallero.

Existen diferentes tamaños de toalleros, según la necesidad de cada baño

Diseño

En este apartado no entramos a juzgar la estética del toallero eléctrico, pues eso depende en gran parte de los gustos de cada cual. En lo que nos fijaremos realmente es en su diseño funcional. Estos pequeños detalles te pueden resultar de gran ayuda a la hora de elegir un modelo:

  • Los tubos planos ofrecen una mayor y más eficaz superficie de calentamiento que los tubos redondos.
  • Los toalleros de aluminio, aunque un poco más caros, calientan las toallas y el baño de forma más rápida.
  • Recuerda que el toallero eléctrico esté bien fijado a la pared a fin de que no se descuelgue cuando coloquemos sobre él varias toallas mojadas y, por tanto, con más peso.

Otro aspecto del toallero eléctrico a considerar es la seguridad. La mayoría de los aparatos que se comercializan llevan la marca UNE (Una Norma Española) de AENOR, la Asociación Española de Normalización y Certificación. Esta es una calificación específica para aparatos de calefacción que garantiza la calidad del toallero así como su buen funcionamiento.

Valora este contenido

Deja una respuesta