Toalleros de pie para organizar tu cuarto de baño

En este momento estás viendo Toalleros de pie para organizar tu cuarto de baño
Toalleros de pie en un cuarto de baño

No todo el mundo ve con buenos ojos la idea de que para vestir un cuarto de baño haya que agujerear las paredes para fijar en ellas muebles y otros accesorios. Accesorios como por ejemplo los clásicos toalleros. Por suerte, existen otras soluciones más limpias, sencillas e igualmente bonitas, como la de los toalleros de pie.

Hoy en día esos elementos prácticos y decorativos ofrecen una solución muy conveniente. Estos toalleros pueden tener diferentes tamaños y diseños para adaptarse a las dimensiones de nuestro baño y a nuestras necesidades. Y también a nuestros gustos. Porque realmente hay mucho y muy bueno donde elegir.

Ventajas de los toalleros de pie

Toalleros de pie: prácticos y bonitos

Esta clase de toalleros es la más sencilla que encontraremos para decorar un cuarto de baño. Pero sencillez no es aquí sinónimo de simpleza. Se trata de accesorios muy útiles que cumplirán de sobra con la función encomendada. Entre sus evidentes ventajas podemos destacar las siguientes:

  • Podemos colocarlos donde queramos. Un toallero independiente brinda flexibilidad y libertad absolutas a la hora de ubicarlos en nuestro cuarto de baño. Lo único a lo que debemos prestar atención es a que el material del que esté hecho sea ligero, para poder moverlo de un lado a otro con facilidad y sin esfuerzo.
  • Los toalleros de pie suelen tener más capacidad, sobre todo en el caso de determinados diseños. Hay modelos que permiten colgar varias toallas, e incluso otros que incorporan elementos adicionales: cajones, portarollos para papel higiénico, revisteros, etc.
  • No requieren instalación de ningún tipo. No hay que taladrar paredes ni atornillar.
  • Las toallas húmedas se secan más rápido, al contar con mayor espacio de separación con respecto a los clásicos toalleros de pared.

Con todo, hay que decir que son muchas las personas que optan por combinar los toalleros de pared con los toalleros de pie. Los primeros tienen un carácter más funcional (en esta categoría habría que incluir también a los toalleros eléctricos), mientras que los segundos aportan un toque más decorativo.

En qué fijarse antes de comprar

A la hora de elegir toalleros de pie hay que prestar atención a una serie de aspectos prácticos. En primer lugar, es mejor escoger materiales ligeros (madera de bambú o aluminio, por ejemplo) para que sean más fáciles de manejar a la hora de cambiarlos de ubicación.

También es importante que estos materiales sean resistentes a la humedad, estables y que tengan la capacidad que necesitamos en nuestros hogares. En este punto en particular, es necesario fijarse en los niveles. Como es lógico, cuantas más barras o rieles tenga el toallero, más toallas podremos colgar en él.

Por último, aunque no menos importante, está el valor estético. Elegir el toallero perfecto puede marcar la diferencia entre un cuarto de baño bonito y un cuarto de baño ideal.

Tipos de toalleros de pie

La variedad de modelos de toalleros de pie que podemos encontrar en el mercado es enorme. Aquí nos limitaremos a repasar los diseños más comunes y mejor valorados por los consumidores. Todos ellos muy prácticos y elegantes.

Dos modelos muy populares de toalleros de pie: plegable (izquierda) y de escalera (derecha)

Entre los modelos sencillos destaca el del toallero plegable, que podemos recoger después de usar. Es el más indicado para cuartos de baño pequeños.

Otro diseño muy peculiar y que permite aprovechar muy bien el espacio es el toallero de escalera. Aunque es un modelo práctico, es valorado sobre todo por su originalidad, ya que aporta un aire desenfadado y casual a nuestro baño.

Entre estos últimos los hay de dos clases: los que son totalmente independientes y los que van apoyados en la pared.

Toalleros de pie de estilo moderno

Según el tipo de cuarto de baño que tengamos en casa será más adecuado elegir un toallero de diseño vanguardista, tal vez incluso minimalista. Hay muchas propuestas en las grandes tiendas. Sobre estas líneas te mostramos algunos ejemplos.

Toalleros de pie clásicos. Ideales en cualquier cuarto de baño.

Sin embargo, en casi todos los baños siempre quedará bien un toallero de pie independiente de estilo clásico, hecho de madera y con suficiente capacidad. Estos modelos suelen añadir una balda adicional para guardar las toallas dobladas.

Al fin y al cabo, por mucho que nos dejemos llevar por el resultado visual, lo más importante de estos accesorios es que sean útiles y nos hagan a vida más fácil.

Valora este contenido

Deja una respuesta