Cómo decorar según los principios del Feng Shui

En este momento estás viendo Cómo decorar según los principios del Feng Shui

El Feng Shui nace con la finalidad de transmitir a tu hogar o aumentar la buena energía. Este sistema filosófico te proporcionará un mayor bienestar desde todos los ángulos. En este post te te explicamos cómo decorar tu hogar según los principios del Feng Shui.

¿Qué es realmente el Feng Shui?

Se trata de una ciencia que tiene como fin estudiar el nexo causal entre las personas y el ambiente físico sobre un espacio y los objetos que lo engloban, esto es, todo se relaciona e influye en el bienestar.

Así, el Feng Shui se define como viento y agua, y no está ligado a una decoración oriental, sino que resulta ser una filosofía procedente de China. Dicho pensamiento tiene que ver con la creación de un entorno positivo y equilibrado que origine buenas energías y dote de armonía a tu hogar.

Filosofía del Feng Shui

Para decorar según los principios del Feng Shui hay que entender sobre qué va esta filosofía, pues es más que tendencia decorativa. 

En el Feng Shui, todo es vital

En tu hogar tienes que ser cuidadoso con  aquellos objetos que te rodean y, por ende, debes actuar para fluir con ellos. De esta manera hay que tener en cuenta que afectan la orientación, las texturas, los olores, los colores, la luz, el agua, así como los detalles.

En el Feng Shui, nada permanece inalterable

Todo cambia. De la misma forma que cambias, cambia tu alrededor. No te resistas a sufrir un cambio pues es fundamental: en la medida en las que las prioridades mutan, tu hogar debe cambiar con ellas.

Decorar según el Feng Shui

¿Cómo decorar tu casa con el Feng Shui?

Te explicamos cómo decorar según los principios del Feng Shui por estancias:

Recibidor espacioso y claro

Acceder con buen pie en tu hogar resulta importante en el Feng Shui. Por lo que el primer punto al que prestar atención es el recibidor. Es imprescindible dar una buena bienvenida al que llega a casa por lo que resultaría necesario que en el recibidor se creara un ambiente armonioso que se extienda al resto de las habitaciones. No olvides la luz y el agua. (Y que puedes ahorrar con la decoración) Asimismo, si es posible evita los espejos frente a la puerta para que la energía no retroceda y no termine por desaparecer.

Salón

Es una de las estancias más importantes, puesto que, allí pasas mucho tiempo de ocio con tu familia. Por ende, es relevante que cumpla con estos rasgos: la luminosidad, una buena ventilación y, como no podía ser de otra manera, las plantas.

Lo que se recomienda es que el salón se ubique a la izquierda del recibidor. Respecto a los sofás, lo mejor es no disponerlos de espaldas ni enfrentados, sino respetar su forma empotrándolos a la pared y en forma de L. Los muebles, por su parte, se recomienda que sean minimalistas con utilización de materiales naturales, todo en sintonía y equilibrando con los colores.

Cocina

En cuanto a su emplazamiento, se aconseja que sea la zona más alejada de la puerta de entrada y que esté cerrada, es decir, que no se trate de una cocina abierta. 

No resulta apropiado tener la vitrocerámica de espaldas a la puerta, pero si es inevitable, la mejor opción es usar un espejo a modo de retrovisor. Y, por supuesto, alejada de la zona de agua. En cuanto a los materiales de uso, sería interesante una mezcla de madera, acero y arcilla. Y no pierdas de vista las plantas aromáticas que te traerán muy buenas sensaciones

Baño

En el Feng Shui son imprescindibles las ubicaciones y la puerta del baño no debe estar enfrentada a la puerta principal de la vivienda o frente a la cocina debido a que supone situaciones de desgaste.

Es importante que el inodoro no se vea cuando se abra la puerta, cuanto más oculto, mejor. Trata de evitar los espejos con lavabo frente a la puerta. La madera y los colores tierra deben estar en sintonía. Trata de cerrar la puerta ya que el baño es una de las estancias que produce la fuga de energías debido al continuo cambio de aguas. ¡Toma nota! Trata de tirar de la cadena, con la tapa del váter bajado.

Dormitorio

Es el lugar del descanso y has de atenderlo con el objeto de que tu sueño sea reparador. Para empezar, dispón el cabecero de la cama junto a la pared más alejada de la puerta. De este modo, obtendrás seguridad y sensación de protección, igual que tener mesillas a ambos lados, que no tienen por qué ser iguales. No recurras a espejos frente a la cama o la puerta y combina aplicando colores suaves. Y, por supuesto, procura prevenir y/o evitar las zonas electromagnéticas.

 

 

 

Valora este contenido

Deja una respuesta