Muebles de recibidor

En este momento estás viendo Muebles de recibidor
Recibidor

Si damos por buena la sentencia de que la primera impresión es la que cuenta, entonces debemos conceder al recibidor el sitio que le corresponde en la casa. Es algo más que un simple lugar de paso, ya que es el espacio que nos da la bienvenida a nuestro hogar, donde colgamos la chaqueta o guardamos las llaves. Donde los muebles recibidor juegan un papel destacado.

¿Cómo debe ser un mueble para el recibidor? Es importante el diseño y el estilo, aunque por encima de todo debe primar el aspecto práctico y funcional. No hay que olvidar que un recibidor puede decir mucho de nosotros y de nuestra casa.

En este post te presentamos algunas claves e ideas para acertar con tu elección:

Importante: No sobrecargar el espacio

¿Cómo deben ser los muebles recibidor? Bonitos, pero sobre todo prácticos

Generalmente, los recibidores no suelen ser espacios muy amplios. Intentar meter allí muebles voluminosos sería un error. Los decoradores más minimalistas apuestan directamente por prescindir de ellos, sustituyéndolos simplemente por un cuadro en la pared, una bonita alfombra o un jarrón en el suelo. Es una opción.

Sin embargo, no hay por qué renunciar a los muebles recibidor por razones de espacio. Hay diseños perfectamente adaptados para encajar en los recibidores, tanto desde el punto de vista práctico como estético. A valorar también la correcta elección del color de las paredes y una iluminación adecuada.

Una cuestión de estilo

El estilo de los muebles recibidor no debe chocar con el del resto de la casa

Algo que hay que tener en cuenta es que el estilo de mueble del recibidor tiene que estar en consonancia con el resto de los muebles de la casa. Por ejemplo, si hemos optado por un estilo nórdico luminoso para nuestro salón, no tendría sentido comprar un mueble oscuro de estilo clásico para nuestro recibidor.

Si nuestra casa está decorada con muebles modernos y minimalistas, lo más correcto será optar por muebles recibidor de líneas rectas y colores sobrios. Por otra parte, si nuestro hogar es de estilo vintage, quedarán bien los muebles antiguos o de estética retro.

Tipos de muebles para recibidor

Dentro de la categoría de muebles recibidor existen diferentes tipologías a las que recurrir en función de nuestros gustos y necesidades. Estas son las más utilizadas:

Mesas y aparadores

Este tipo de muebles es el más habitual en los recibidores de las casas. Aunque una simple mesa es suficiente, resulta mucho más práctico contar con un mueble aparador con cajones y otros espacios útiles.

Sobre estas líneas, dos ejemplos muy diferentes entre sí: un mueble aparador de madera y estilo clásico (imagen de la izquierda) frente a uno de color metalizado y aspecto moderno (imagen de la derecha). En ambos casos, acompañados de espejo y alfombra, además de otros elementos que aportan calor de hogar como libros o velas decorativas.

Muebles colgados

Mueble recibidor colgado (Foto: Muebles Alfafar)

Una de las soluciones más modernas y vistosas para recibidores pequeños. El mueble de recibidor colgado aprovecha el espacio disponible de una forma inteligente y cumple sin problemas con las funciones básicas que cabe esperar de este tipo de muebles. Algunos diseños, como el que se muestra en la imagen, ofrecen además un elemento decorativo que suma en la estética global de nuestros hogares.

Bancos y banquetas

La mínima expresión del mueble recibidor. Simple y eficaz. El clásico banco en el que nos sentamos para descalzarnos al llegar a casa o bien para ponernos los zapatos antes de salir. Sí, es solo un banco, pero puede aportar mucho a un recibidor, darle un toque rústico y desenfadado. Sobre todo si está acompañado de prácticos elementos auxiliares como los que repasamos a continuación.

Elementos auxiliares

Algunos elementos auxiliares ideales para decorar un recibidor

Siempre manteniendo en mente la premisa de no sobrecargar el espacio disponible, hay una serie de elementos decorativos y funcionales perfectos para completar la decoración de un recibidor:

  • Estantes para colocar las llaves de casa, la cartera, etc.
  • Un espejo para repasar nuestro aspecto antes de salir de casa.
  • Perchero donde colgar abrigos, sombreros, chaquetas…
  • Un mueble zapatero para los que se descalzan cuando llegan a casa.
  • Un paragüero para los días de lluvia.
5/5 - (1 voto)

Deja una respuesta