Las plantas de interior que más duran

En este momento estás viendo Las plantas de interior que más duran

Si tu deseo es introducir las plantas (que están más de moda que nunca en decoración), pero tienes poco conocimiento sobre ellas o cuando las tienes no eres muy perseverante cuidándolas, las plantas de interior que más duran son tus mejores aliadas.

Te contamos que, por muy poco, tendrás plantas de interior preciosas, brillantes y, lo más importante, de fácil mantenimiento. No dudes mucho y llena tu hogar de vida. ¡No hay excusa! 

Violeta africana

La violeta africana (del género Saintpaulia) no solo se trata de una de las plantas de interior más resistentes, sino que son muy agradecidas. Si la colocas en un rincón protegido y con exposición al sol directa debes saber que es más que probable que florezca más de una vez al año.

Como se trata de una planta originaria del desierto africano, no necesita mucha agua y no debe mojarse por encima. La mejor manera de hacerlo es poner agua en el plato de debajo y dejar que la misma vaya absorbiendo. Verás que tiene un florecer hermoso.

Potos

Dicha planta de interior es miembro de la familia araceae. Epipremnum aureum, también conocida como potes, pothos o, sencillamente, poto. Es quizá una de las plantas de interior que más duran debido a que pueden crecer incluso cuando las condiciones no son las óptimas.

Además, esta planta posee unas hojas bellas que decoran tu hogar y visten con elegancia cualquier espacio. Tolera bastante notable la escasez de luz y tan solo resulta necesario regarla cuando notas que la tierra de la maceta está seca.

Es por ello, que se ve muy bien en los baños de los hogares, aunque su rincón ideal sería en lo alto de muebles altos y estantes puesto que sus ramas se transforman en colgantes al desarrollarse.

Anturio rojo

Es conocida como Anthurium o Anturio rojo. Se trata de una planta muy reconocida para aquellos a quienes les encanta poseer flores y dotar de colorido en las casas. Es de un género neotropical que es resistente a todo tipo de temperaturas y circunstancias.

Lo ideal es mantener la planta húmeda y próxima a una ventana, pero sin que las hojas obtengan luz directamente con la finalidad de que no pierdan su particular color rojo. Esta planta tan bella, florece durante casi todo el año, así que se trata de una exhibición total. Eso sí, no olvides rociar con un poco de agua sobre sus hojas para que no se vuelvan mustias.

Costilla de Adán

La Monstera deliciosa o cerimán, aunque popularmente reconocida como Costilla de Adán debido a que sus hojas poseen forma de costilla, es una planta trepadora excelente para entornos con poca luz. Tiene su origen en la frondosa selva, y puede adaptarse a ambientes con muy poca luz, causa por la que también se la suele ver con frecuencia en muchas porterías.

Por supuesto, le encanta la humedad. La Costilla de Adán, en su versión Adansonii es famosa por sus hojas grandes, con aspecto tropical muy característico. Éstas se encuentra agujereadas que recuerda al queso Gruyère.

Es perfecta para aquellos que se inician en el cuidado de las plantas, aunque debes saber que es una planta que puede crecer mucho. Como es propia de entornos húmedos, lo ideal es que rocíes sus hojas una vez cada cierto tiempo. También  que solo la riegues una vez a la semana.

La Costilla de Adán se adapta tanto en interior como en exterior, aunque tolera mejor las temperaturas de entre 10 y 24 grados centígrados.

En definitiva, si siempre has pensado que no puedes cuidar ni siquiera de un cactus, enhorabuena porque acabas de descubrir unas muy buenas propuestas de plantas preciosas que no necesitan mucho cuidado y cuyo mantenimiento es muy poco exigente.

 

Valora este contenido

Deja una respuesta